LA EXPEDICIÓN

VISTA GENERAL_



Subir la montaña más alta del mundo es el sueño de prácticamente todos los montañeros. El Everest encarna el símbolo mismo de logro y siempre será la montaña por excelencia para escalar.

Escalar el Everest requiere una cuidadosa planificación logística pero fundamentalmente un nivel de recursos que te permitan ser flexible en la montaña y autosuficiente como equipo. Si bien es importante trabajar con otros y ser solidario, es importante no confiar en otros equipos para escalar la montaña, para esa tranquilidad y seguridad se debe contar con la ayuda de guías y sherpas experimentados.

La siguiente información proporciona detalles de cómo se ejecutará nuestra expedición al Everest y el nivel de soporte que podemos esperar recibir. Será nuestra guía para el ascenso y nos ayudara en la planificación, pero no solo a nosotros sino a todos aquellos montañeros que quieran planificar su ruta hasta la cima por la vía tibetana.


LIDERAZGO/ GUÍAS_


Siempre que hemos iniciado un reto de alto rendimiento, nos hemos puesto en manos de guías experimentados, Kilimanjaro, Montblanc… Es norma básica para nosotros contar con el conocimiento de la montaña al milímetro por parte de un Lider de grupo, a demás de un elemento vital en la seguridad. Cuando seleccionamos al guía adecuado, no sólo buscamos asegurarnos que tiene las calificaciones pertinentes, sino que también prestamos atención al historial de alpinismo en alta elevación. La experiencia es un requisito esencial para la montaña, pero desde nuestro punto de vista es importante también asegurarse que nuestro guía tenga el temperamento, la actitud adecuada y la personalidad que encaje con el carácter, aptitud, rendimientos individuales etc. de cada individuo que compone el equipo de la expedición. Solo así el porcentaje de éxito es alto además de hacer la experiencia lo más agradable posible.

Para este ascenso contaremos con Dan Mazan, quien tiene múltiples ascensos confirmados a Everest, y para quien la seguridad es el factor primordial en las expediciones. También, cerrando nuestro equipo, contamos con el apoyo de un Sherpa nepalí, quien al igual que Dan, tiene más de 15 ascensiones confirmadas y en el cual nos apoyaremos especialmente por encima de los 7000m.


EL EQUIPO_


Las expediciones al Everest cuentan con un equipo básico compuesto por un líder/guía y están apoyadas por un equipo de escaladores Sherpas. Éste número siempre depende de la cantidad de integrantes que conforman el equipo. En nuestro caso seremos dos, Pepe y Pablo. Normalmente todas las agencias u organizadores de expediciones de esta índole proporcionan siempre el mayor grado de apoyo Sherpa posible y sobretodo en el Everest.

La función de estos sherpas es la de controlar la habitabilidad de los campamentos, desde el base hasta los últimos establecidos en el ascenso, además de los suministros y apoyo en la montaña, lo que permite a los miembros del equipo delegar determinadas tareas y centrarse en el ascenso puramente.

Dentro del equipo de sherpas se encuentran dos piezas claves en la infraestructura; estas son la del cocinero y su ayudante. Son los encargados de alimentar y nutrir al equipo completo. Prestan especial atención a la dieta de la montaña intentando que sea lo más nutritiva posible, pues a esas altitudes es muy fácil que algo te siente mal. Además, saben perfectamente que tienen que preparar en base a planning diario, es decir, no es el mismo aporte calórico que se necesita si se ha realizado un día de ascensión o ha sido un día de solo aclimatación. El cocinero es una pieza clave dentro de la jerarquía del equipo.

Por último y no menos importante, es el personal Sherpa. En muchos casos es una opción con un sobrecoste, pues su función además de la del guía es acompañarte hasta la cima, ayudándote en todo lo posible, pendiente de ti y si es necesario cargando con algo de peso para facilitarte el ascenso. Por supuesto, el saber que una persona más y con unas credenciales como la de estos personal sherpas tranquilizan y dan confianza para subir, pues ante cualquier problema es uno más que puede ayudar. Esta persona te acompaña desde el campamento base avanzado hasta la cima y vuelta.


EXPERIENCIA REQUERIDA_


Cualquier persona que solicite realizar una expedición al Everest debe estar totalmente familiarizada con las técnicas de montañismo y tener una experiencia en alta altitud comprobada de 6.000m en adelante. A pesar de que se utilizarán cuerdas fijas cuando sea apropiado, los miembros de la expedición deben tener la capacidad de escalar en condiciones adversas, improvisar en el hielo, abrir vías por glaciares… en definitiva, abrirse camino hasta la cima, o retroceder buscando un camino seguro hasta afianzarse en su posición.

Es muy importante y se exige a todos los miembros que tengan en cuenta que forman parte de un equipo. Como tal, se anima por no decir que es obligatorio que los montañeros deben observar y ser partícipes en todas las reuniones de expedición y especialmente en el planning del día, siendo habituales casi a diario entre guías y sherpas y en las cuales se desarrollara la estrategia del día /días siguiente. Es importante que el equipo actué como una unidad dándose apoyo mutuo en cada fase de la expedición. En la montaña y sobretodo en el Everest, la unión hace la fuerza.


ACLIMATACIÓN_


Para que todos los miembros de una expedición se aclimaten bien y maximicen sus posibilidades de éxito, la expedición al Everest dura por norma general entre 8 y 10 semanas. En nuestro caso y como hemos comentado anteriormente, nuestra expedición la hemos acortado a 6 semanas. La adaptación a la altitud lleva tiempo y es clave para garantizar la cima, por lo que es aconsejable cumplir al máximo con los plazos de tiempo habituales, aunque se use oxígeno suplementario en las etapas finales. La elevación en el campamento base (5.200m), aquí el nivel de oxígeno es la mitad que al nivel del mar. En la cumbre del Everest, es sólo un tercio, es por eso que un programa completo de aclimatación se integra en el itinerario, que consiste en ganancias de altura reguladas, seguido de descenso y descanso. Por último y antes de la subida final a la cumbre del Everest (8.850m), habrá la oportunidad si la situación lo requiere para descender con todo el equipo a una de las muchas casas de té situadas debajo del campamento base para descansar física y mentalmente y preparar la etapa más difícil de la expedición, la subida a la cumbre.


SEGURIDAD Y CONDUCTA EN LA ESCALADA _


Aunque muchas personas han subido al Everest, la montaña y sus potenciales peligros no han disminuido, muchos son los riesgos a tener en cuenta. Por ejemplo, el llegar a la cumbre al final del día puede ser un error fatal y es por eso que los guías se aseguran de que se respeten los tiempos razonables. El objetivo de toda expedición es el de hacer cumbre. Sin embargo, esto nunca debe ser en detrimento de la seguridad. En la montaña la seguridad gobierna en la toma de decisiones y se basará en el juicio y experiencia del guía, por eso él es considerado el líder y pieza clave en ésta u otra expedición.

El guía en ningún caso estará solo, siempre dispondrá del apoyo y consejo de la agencia organizadora pues nos acompañaran vía teléfono satélite, aportando datos técnicos, climatológicos y consejos en todas las fases de la expedición para que todo salga bien. Se planea la expedición de la manera más minuciosa y cuidadosa posible para conseguir el objetivo de hacer cumbre, pero nunca a costa de riesgos innecesarios, la integridad de todos los componentes del equipo está por encima de todo.

El Everest o cualquier otra montaña seguirá estando ahí para que la subamos y disfrutemos. Siempre habrá otra oportunidad, otro momento para hacer cumbre pero para eso debemos regresar sanos y salvos. A veces dar un paso atrás es el primer paso hacia el éxito y conseguir los objetivos marcados. Si la montaña nos brinda la oportunidad de escalarla y conseguimos hacer cima será un logro que compartiremos con todo el mundo y será para nosotros una de las experiencias más enriquecedoras que disfrutaremos a lo largo de toda nuestra vida.


ITINERARIO DE LA EXPEDICIÓN_


Nuestra expedición está programada por la cara sur/suroeste o lado Nepalí. Las expediciones de este tipo están programadas normalmente a 60 días, pues es recomendable para aclimatar bien y tener días de margen para encontrar una ventana de buen tiempo, pero en nuestro caso, por motivos de trabajo y economizar la aventura al máximo hemos reducido el viaje a 43 días.

La vía del Collado Sur comienza al sur del Everest, en Nepal. La expedición onestep2everest viajará en helicóptero a Lukla (2800m) desde Katmandú y comenzaremos con el trekking que nos llevará al campo base (5350m). Antes de llegar al campo base atravesaremos por Namche Bazaar, Tengboche, Dingboche para acabar llegando a lo que será nuestra casa los siguientes 36 días, el campo base. En total habremos destinado entre seis y ocho días, lo que nos permitirá aclimatar a la altitud y prevenir así el mal de montaña. El equipo y las provisiones se trasladan mediante yaks y porteadores hasta el Campo Base en el Glaciar de Khumbu.

El equipo de onestep2everest pasará un par o tres de días en el Campo Base, aclimatándose a la altitud antes de iniciar el periodo de subidas y bajadas a los campos superiores. Durante este tiempo, los sherpas de la expedición y nosotros mismo aprovecharemos si es necesario para poner cuerdas y escaleras en la Cascada de Hielo de Khumbu. Grietas y bloques de hielo inestables hacen de la cascada de hielo uno de los tramos más peligrosos en la ruta. El mayor número de accidentes se producen en este tramo, es por ello que, para reducir el peligro, la escalada suele comenzar antes del amanecer cuando las bajas temperaturas mantienen fijos los bloques de hielo. Por encima del glaciar se encuentra el Campo Base I o Campo Base Avanzado, a una altitud de 6065m.

Desde el Campo I al Campo II, atravesaremos el conocido Cwm Occidental o Valle del silencio hasta la pared en la base del Lhotse, donde se establece el Campo II a 6550m de altitud. El Cwm occidental es un valle glacial que va ascendiendo ligeramente, pero marcado por grandes grietas transversales que impiden el acceso directo a las cotas altas del valle. Seguidamente cruzaremos hasta llegar a la base del Nuptse y pasar por un corredor conocido como la “Esquina del Nuptse”, para llegar finalmente al campo II.

Una vez en el Campo II, se asciende la cara norte del Lhotse por un tramo preparado con cuerdas fijas hasta el Campo III, situado en una plataforma a 7400m. Desde allí, hay otros 600 metros hasta el Campo IV en el Collado Sur, a 8000m. Desde el Campo III al Campo IV hay que superar dos retos más: el Espolón de Ginebra y la Banda Amarilla. El Espolón de Ginebra es un saliente de roca negra que las cuerdas instaladas en el recorrido ayudan y facilitan el paso. La Banda Amarilla es una sección intercalada de mármol, filita, y esquisto que requiere unos 100 m de cuerda para atravesarla.

Ya en el Collado Sur o Campo IV, nos encontramos en la zona de la muerte. A ésta altitud solo contamos únicamente con dos o tres días máximo de resistencia para intentar el asalto a la cima. Tiempo despejado y poco viento son de gran importancia a la hora de decidir realizar un intento de ataque a la cima. Si el tiempo no es propicio en estos días, deberemos descender, incluso si fuera necesario hasta el Campo Base.

Desde el Campo IV y teniendo claro que las condiciones climáticas son buenas, comenzaremos la ascensión alrededor de las 22:00h, con la esperanza de llegar a la cima en 10 o 12 horas. Primero se alcanza el Balcón a 8400m, una pequeña plataforma en la que poder descansar mientras se observa el amanece. Continuando por la arista, nos encontramos con unos imponentes escalones de roca que obligan a adentrarse en la nieve, que puede llegar hasta la cintura, lo que representa un riesgo importante de avalancha. A una altitud de 8750 msnm, una pequeña formación del tamaño de una mesa formada por hielo y nieve marca la cumbre sur.

Desde la Cumbre Sur, caminamos por la arista sudeste, conocida como la “Travesía de la Cornisa”, donde la nieve cubre rocas discontinuas, tramo de mucho riesgo pues se está muy expuesto ya que un paso en falso supondría una caída al vacío, ya sea a la izquierda (con una caída de 2400m por la ladera sudoeste) o a la derecha (3050m de caída por la Cara del Kangshung). Al final de esta travesía está la imponente pared de roca de 12m de alto llamada el “Escalón de Hillary” a una altura de 8760m.

Una vez superado dicho escalón, el resto de la escalada hasta la cima es comparativamente más simple y fácil, con una pendiente moderada cubierta de nieve, pero en la que no debemos confiarnos, ya que nos encontraremos muy expuestos a vientos fuertes y una superficie inestable de nieve y rocas. Superado todos estos obstáculos por fin podremos decir que estamos en la “Cima del Mundo”. Una vez lleguemos a la cima, dispondremos únicamente de unos veinte minutos, pues es necesario descender al Campo III o Campo II antes del anochecer y así minimizar riesgos


 

El programa día a día aproximado será el siguiente:

_ Día 1 a 4: Llegada a Kathmandu y traslado al hotel
_ Día 5: Un poco de turismos y organización Visas para Nepal
_ Día 6: Kathmandu (1400m) vuelo en helicóptero a Lukla (2800m)
_ Día 7: Comienza el trekking de Lukla (2800m) a Phakding (2610m) 4 horas caminando
_ Día 8: Phakding (2610m) – Namche Bazzar (3440m) 7 horas caminando
_ Día 9: Namche Bazzar (3440m) – Tengboche (4000 m) 6 horas caminando
_ Día 10: Tengboche (4000 m) – Dingboche (4530m) 6 horas caminando
_ Día 11: Dingboche (4530m) – Base camp (5365m) 7 horas caminando
_ Día 12 a 16: Comprobación del equipo y material, entrenamiento y aclimatación
_ Día 17 Trek a Camp I a (5950m)
_ Día 18: Trek a Camp II a (6550m)
_ Día 19 a 37: Periodo de ascensión a la cima (8850m)
_ Día 38: Bajada y día de descanso en Camp I (5950m)
_ Día 39: Bajada a Base Camp (5350m)
_ Día 40: Día de descanso en Base Camp y recogida
_ Día 41: Vuelta a Kathmandu
_ Día 42 a 43: Días de ocio y coger vuelos de vuelta a España
 

Equipo recomendado:

• Piolets para hielo
• Crampones
• Botas técnicas para frio extremo
• Traje especial para temperaturas de -30º C
• Saco de dormir especial
• Arneses
• Jumar/ascender
• 3 x tape slings
• 2 x mosquetones
• Descender/sistema de rappel
• Lazo prúsico
• Ropa técnica para fases inferiores del ascenso
• 5-6 botellas de Oxígeno + regulador